Seguro te lo has preguntado montones de veces, y es que hay tantas opciones, que es fácil dudar.

Es necesario que sepas que esta decisión va más allá de sólo “vestir” una venta. Se trata de estética, de cumplir una función en cuanto a la cantidad de luz que quieres en una habitación, los materiales, y otros aspectos más.

Por eso, a continuación, te compartimos algunos consejos que te ayudarán a resolver este dilema basándote en el propósito de cada habitación.


Sala

Las cortinas han sido por mucho tiempo la opción más hogareña y relajada, capaces de crear atmósferas que pueden reflejar prácticamente cualquier estilo. Sin embargo, en los últimos años, las persianas han mejorado su versatilidad y funcionalidad por lo cual hoy en día las dos son opciones fantásticas para esta área de tu casa.

Si buscas privacidad, las persianas son una solución perfecta. Con mucha facilidad mantienes la influencia del mundo exterior bajo control, y en este espacio de tu casa esto puede ser vital, ya que la luz entrante puede crear reflejos en la pantalla y arruinar la hora del cine con tu familia, por ejemplo.


Cocina y comedor

Aquí no hay discusión, las persianas, por sus materiales fáciles de limpiar, resisten mejor las duras exigencias de una cocina expuesta constantemente a salpicaduras y demás amenazas que difícilmente una cortina podría librar.


Recámara

Por la sensación cálida que añaden, las cortinas son las más recomendables para los dormitorios. Si tu habitación es pequeña, ¡toma nota!, puedes añadir profundidad y altura si instalas el soporte de la cortina unos centímetros por debajo del techo: esto hará parecer más amplia la habitación.

Por otro lado, si buscas un descanso absoluto durante la noche, quizás las persianas black out enrollables es lo que buscas: te brindarán el máximo de privacidad, un mínimo de luz exterior y, por lo tanto, un mejor descanso.


Sin embargo, hay una creciente tendencia que combina ambas: cortinas y persianas en el mismo esquema de decoración; donde las persianas son instaladas por debajo de las cortinas: así combinas las bondades de las dos, tienes control total de la luz y de tu privacidad y, al mismo tiempo, conservas todo el estilo y la belleza. Para aquellos que tienen problemas para decidirse por una u otra, esta combinación rescata lo mejor de ambas opciones. ¿Qué te parece?

Recuerda que al decidir qué va mejor con cada habitación debes tomar en cuenta siempre el estilo que ya tiene el espacio, la privacidad que requieres, su tamaño y la iluminación (tanto natural como artificial) con la que cuenta ya este ambiente o que te gustaría tener.

En Persianas Mirage Morelos encontrarás ambas opciones, con diferentes estilos y al mejor precio. Combínalas y arma el ambiente perfecto en tus habitaciones.