El suelo laminado cuenta con varias ventajas, que van desde atractivos diseños, precios más bajos y durabilidad. Veamos con más detalle:

Durabilidad: su durabilidad es considerable, incluso algunos fabricantes ofrecen hasta una década de garantía. Son resistentes a la abrasión, son aptos para uso doméstico, comercial e incluso para usos muy intensivos.

Fácil instalación: el suelo laminado es más fácil de instalar que otros pisos, incluso persona que no cuentan con experiencia, logran instalarlo sin ningún problema.

Se instala en diversas clases de subsuelos: no se requiere tener un suelo concreto para poder realizar una instalación de suelo laminado. Básicamente el único requisito que se necesita es que esté seco y nivelado. Se puede instalar sobre cemento, granito, vinilo, maderas, etc.

Son económicos: en comparación a otros suelos, los laminados son una de las opciones más baratas, aunque también como otros productos, hay unos de mayor calidad, lo que significa un mayor precio.


Artículo creado con información de Maderas Santana.com.